Despacho penalista, sus funciones principales

En el ámbito del derecho, son tantas las acepciones que podemos encontrar en el diccionario relacionadas con este sector que, en la mayoría de los casos, tienden a crear confusiones entre el público general. Una de las vertientes del derecho que logra generar una mayor atención es lo relacionado con el derecho penal. Esta rama del derecho se encarga de toda la agrupación de las reglas establecidas por el poder del Estado que se determinan como delitos o estados peligrosos en ciertos aspectos.

De los casos suele ser una sentencia penal. O, en su defecto, la implantación de una serie de medidas de seguridad.

Derecho penal, sus connotaciones principales

Un despacho penalista en Madrid se encarga del análisis de todas las reglas establecidas por parte del órgano correspondiente. No obstante, y pese a que mucha gente lo desconoce, es importante establecer una serie de diferencias a la hora de analizar esta rama del derecho.

Por un lado, se encuentra el derecho penal objetivo. Esta vertiente del derecho se encarga de la relación con las normas jurídicas existentes en un código penal. Por otro lado, el derecho penal subjetivo. Esta vertiente se encarga de la dedicación de la condena acerca de todos los supuestos previstos por el derecho del código penal.

Los delitos que trabajan los despachos penalistas

Por la versatilidad que presenten el conjunto de profesionales que se dedican a llevar a cabo el ejercicio de esta actividad, es importante destacar que son muchos los posibles delitos que trabajan los despachos penalistas. A continuación, una selección de algunos de los principales. No obstante, conviene destacar que existen muchos más que no están expuestos en esta sección.

  • Delitos de fraude o blanqueo de dinero
  • Delitos de homicidio
  • Delitos de robos, hurtos o estafas
  • Delitos por robo
  • Delitos de homicidio. Tanto voluntario como involuntario
  • Delitos de amenazas
  • Delitos de exceso de velocidad
  • Violencia de género
  • Delitos contra la administración
  • Asistencia al detenido y a la víctima acerca de cualquier supuesto
  • Delito de alcoholemia
  • Causas leves que se encuentren categorizadas como delitos
  • Escritos de denuncias y de querellas. Tanto por parte del acusado como por parte de la acusación

Las funciones de un abogado especializado

Una vez analizadas cuáles son las principales causas que pueden asumir el protagonismo de un abogado especializado, es momento de comprobar cuáles son las funciones que puede llegar a llevar a cabo en su rutina profesional. El primer aspecto al que debemos prestar una especial atención es que un abogado penalista es un experto del derecho que se encarga de llevar a cabo toda su actividad en torno a todos los temas relacionados con el Derecho Penal.

Dada la versatilidad y la formación con la que cuentan este tipo de profesionales, un abogado penalista puede auxiliar en las primeras etapas de cualquier proceso ofreciendo un asesoramiento personalizado para poder guiar a todas las personas afectadas hacia la consecución de una solución beneficiosa para todas las partes. No obstante, una de sus funciones principales comienza en el momento de interponer una denuncia o una querella, así como en todos lo relacionado con la defensa una vez sea envuelto en un juicio o en un procedimiento penal en alguna causa anterior.

Es importante destacar que desde el primer momento en el que necesita el apoyo de un abogado especializado en el derecho penal, es importante delegar toda nuestra responsabilidad en él. Las primeras etapas de cualquier proceso pueden llegar a cobrar la máxima importancia. Por lo que obtener asesoramiento especializado en las mismas es una de las mejores inversiones por las que vamos a poder decantarnos en cualquier momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.