Ideas para elegir una buena peluquería

Podríamos llamar a este post “en busca del mejor  estilista” o “como ir a una peluquería y que tu pelo no muera en el intento” y es que si en algo nos hemos equivocado muchas veces es en la elección del peluquero o  de la peluquería en  la que  depositar nuestra confianza.

Más de uno lo hemos experimentado, o conocemos a alguien a quién le ha pasado… salir de una peluquería peor de lo que había entrado. Desgraciadamente puede pasar que en algún momento de nuestra vida demos con peluquerías en las que se usen productos de mala calidad para abaratar costes y que terminen dañando nuestro pelo, que el color no  sea como queríamos o que el resultado desaparezca al poco tiempo.

O salir de la peluquería con un corte nada favorecedor, sin contar con los típicos saneamientos  que terminan en  un corte total de la melena.

Por ello cuando nos planteemos hacernos un cambio de look igual que buscamos el mejor  taller para nuestro coche tendremos que  buscar la peluquería que más se adapte a nuestras necesidades.

 ¿Qué hay que tener en cuenta?

  1. Especialización.

No en todos los sitios encontraremos expertos en el área que necesitamos. Ya que no  es lo  mismo querer hacerse un corte que hidratar el cabello, cambiarlo decolor o tener que hacerse un recogido para una ocasión especial.

Cuando estés buscando peluquería informate si en esas opciones cuentan con profesionales que sepan lograrlo que estás buscando, sino  cuentan con ello pasa directamente a la siguiente.

  1. Conocimientos.

El mundo de la estética y las tendencias se reinventa cada día por ello es importante que todos los trabajadores de la peluquería estén al tanto de estas y que sepan aplicarlas correctamente.

  1. Calidad.

Es lógica pura, lo sabemos y lo aplicamos en todos los ámbitos, el resultado  final dependerá mucho de la  calidad de los productos que se utilicen. La mayoría de las webs de las peluquerías vienen con un apartado en el que cuentan con qué marcas trabajan, o sino no te cortes y pregúntales directamente ya que la salud de tu cabello es lo principal.

  1. Imagen estética.

Ver si el local está cuidado, si está limpio o si tiene una imagen moderna también nos ayudará a saber si estamos eligiendo bien nuestra peluquería o no.

  1. Compara precios.

No es algo descabellado no querer pagar más por un servicio sabiendo cuál es el precio medio. Por ello antes de decantarte definitivamente por una  compara los rangos en los que se mueven los tratamientos que quieres y que se ajusten a tu presupuesto.

Ten cuidado  con las ofertas low cost si se trata de un precio desorbitadamente bajo, ten en cuenta que pagar a un buen profesional y comprar productos de calidad con esos precios no saldrá rentable.

  1. Pide asesoramiento.

Si no tienes claro si la peluquería que has elegido tiene el tipo de tratamiento que quieres o si podrán hacerte el peinado que has visto y quieres llevar pregunta. De esta forma podrás averiguar si tienen los conocimientos para hacértelo y si se preocupan por darte una atención personalizada.

  1. Mira las opiniones de los usuarios.

No hay nada mejor que investigar en el apartado de las opiniones de los clientes para encontrar opiniones tanto positivas como negativas. De esta forma sabremos en tan sólo cinco minutos si la peluquería merece la pena.

  1. Ubicación.

aunque no sea un factor decisivo es una ventaja añadida  que la peluquería a la que queramos ir se encuentre o bien cerca de nuestro domicilio o cerca de nuestro trabajo. De esta forma no perderemos ni tiempo ni dinero (transporte público o gasolina) y podremos aprovechar el resto del día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.